El Concello de Santiago de Compostela y la empresa Urbaser, encargada del servicio de limpieza y mantenimiento de la ciudad, han seleccionado el modelo de carga lateral OVAL de CONTENUR para realizar la nueva contenerización de la ciudad. OVAL es un contenedor con una estética depurada y que se integra perfectamente con el entorno urbano.

Ambas partes han valorado muy positivamente la sencillez de uso del contenedor, ya que tiene la altura más baja del mercado (1190mm), y no limita la visibilidad al viandante. Además, puede incorporar elementos que facilitan la accesibilidad.

El cambio de los contenedores se hará de manera progresiva tanto en las zonas rurales como urbanas. En total, se van a suministrar más de 1800 nuevos contenedores de carga lateral por toda la ciudad.

Los contenedores destinados al reciclaje de resto y materia orgánica se han suministrado con boca gran formato. Responden así a la necesidad del Concello de incorporar contenedores accesibles más sencillos de utilizar y donde se evite el contacto con la superficie de los mismos.

La quinta fracción instalada en la vía pública llevará incorporado un sistema de identificación de usuario para permitir su uso y evitar una utilización indebida, ya que en estos contenedores solo se podrá reciclar resto de residuos orgánicos, tales como: restos de comida, cáscaras de frutas, residuos de jardín, filtros de café y té, etc. El consistorio pretende utilizar estos residuos no solo para compost, también como fertilizantes o incluso generar energía, logrando un funcionamiento real de la economía circular.

En el caso de los grandes productores, como son la hostelería y los comercios, el Concello ha previsto la recogida puerta a puerta para evitar desbordamientos innecesarios y preservar la buena imagen de la ciudad. Además, debido a las condiciones específicas del casco histórico de la ciudad, se ha optado por la instalación de islas no permanentes con contenedores para todo tipo de residuos.

MÁS INFORMACIÓN